Marketing de genero

Definitivamente, el mundo cambio, hace mucho que las cosas y las decisiones que se toman tienen otro rumbo, seguramente a nuestras abuelas les asustaría ver que las cosas ya no son como antes y que hoy en día, producto de la tecnología, los cambios culturales y las nuevas exigencias del mercado las cosas se mueven y manejan desde otros enfoques y a un ritmo mucho más acelerado.

Hasta hace algunos años se vivían realidades diferentes, los hábitos, decisiones de compra al igual que los productos que se ofrecían y las estrategias que se implementaban eran para segmentos de mercado que no estaban hiperconectados y sobrecomunicados como los actuales, donde la diferenciación marca una ventaja competitiva y los nuevos medios de comunicación ya son utilizados para plantear estrategias diferenciadoras.

Uno de las puntos clave del marketing, siempre fue y es la segmentación de mercados y con ella la definición del grupo objetivo al que se pretende llegar con todo la ejecución comercial de la empresa, es así que estábamos acostumbrados a dividir los mercados en función a las variables de segmentación y la mayoría de las veces y para muchos productos, no se consideraba que los géneros debían ser atendidos de diferente manera, diferentes estrategias y tácticas que lleven a satisfacer la misma necesidad; pero llegando a ellos de manera diferenciada, ya que como bien sabemos, hombres y mujeres no solo tienen formas diferentes de actuar, pensar o querer, sino diferentes gustos y maneras de tomar decisiones en el momento de la compra y de las características de los productos que requieren; hoy en día estas diferencias son más analizadas y las decisiones estratégicas más personalizadas para llegar de manera efectiva a ambos géneros.


Según diversos estudios, combinado genética y aprendizaje, y analizando por qué se producen diferentes comportamientos y respuestas a los estímulos, se puede concluir se los hombres y las mujeres toman decisiones de manera distinta.1

Teniendo claro que tanto hombres como mujeres asumen conductas distintas y son diferentes, se debe realizar estudios de mercado tanto Offline como Online donde se investigue con mayor precisión gustos, deseos, hábitos, preferencias, actitudes, diseños, colores, envases para el segmento masculino y el femenino, para de esta manera diseñar estrategias enfocadas en cada uno por separado, cuánto mejor conozcamos a nuestros consumidores, más fácil será llegar a ellos, generarles experiencias y emociones con la marca.

Pensamos, somos, actuamos y por supuesto compramos de manera diferente, hecho que debe ser entendido y tomado en cuenta hoy en día sobre todo en el momento de tomar decisiones de qué se ofrece al mercado y cómo se lo ofrece; las mujeres son más expresivas, verbalizan sus sentimientos, lloran; por el contrario los hombres no expresan verbalmente sus emociones, rara vez lloran (tema cultural) y en ocasiones resuelven sus cosas de manera más activa, ambos tienen diferentes tipos de cerebros que influyen en la manera de percibir la realidad, decodificarla y actuar.

Debemos plantear entonces, que otra de las evoluciones del marketing es el pasar de una macro segmentación a una micro segmentación, más específica y enfocada en la diferenciación de género, llevando a un replanteo de las decisiones de la estrategia comercial del marketing tradicional y del marketing digital que debe estar concebido desde un estudio y análisis cualitativo tanto de hombres como mujeres.

Vivimos en sociedades donde existe en predominio del sexo femenino, son un mercado altamente demandante de productos, son las que buscan y tienen mayor información sobre lo que desean adquirir antes de realizar la compra, además de ser las primeras de emitir comentarios positivos o negativos sobre las empresas, marcas y productos; razón por la que se debe plantear nuevas estrategias diferenciadoras de una manera más inteligente, afectivas y emocionales.

Por el contrario, para el género masculino deberemos ser más precisos, directos y generar muchas más experiencias racionales con los productos y las marcas, en definitiva, llegaremos al punto de tener dos estrategias diferentes para un producto que cubre la misma necesitad, pero debe ser comunicado y diseñado de manera diferente para hombres y mujeres. Otro de los cambios o de la especialización del marketing, es sin duda, el hablar hoy del marketing para mujeres y un marketing para hombres.
_

1. Alvarado Liliana, “Brainketing”, Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), Perú, 2013.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.